Sexo Gratis   Fotos Porno   Videos Porno   Foro XXX   Relatos Porno
Relatos Porno de PeterPaulXXX.com
SECCIONES
 Inicio
 Los + leidos
 Los + calificados
 Los + recientes
 Encuestas

AUTORES
 Publica tu relato
 Date de alta
 ¿Olvidaste tus datos?

TIPOS DE RELATOS
 Familiares
 Fantasticos
 Fetichismo
 Maduritas
 Manga-Hentai
 Masturbarse
 Orgias y Trios
 Porno Eroticos
 Sadomasoquismo
 Sexo Gay
 Sexo Lesbico
 Transexuales
 Voyeaur
 Zoofilia
 Todas las categoria...

OCIO
 Foro de Contaxtos
 Chat Online

LISTA DE CORREO
Suscribete a nuestra lista


INFO
 Faq y Dudas
 Sobre la web
 Privacidad/Legal
 Contactar webmaster
Si este relato es ILEGAL, reportalo a los administradores: Pinchando Aqui
Incluya el Titulo del Relato en su mensaje para que podamos revisarlo
Relato enviado por:
compartido feliz
Calificación del Relato
Lecturas
2232
Enviado el:
2006-02-24
 Español Fantasticos Fantasticos
Obsesion

Resumen:



Los pensamientos no me dejaban en paz, tenia una obsesión desde hacia tiempo atrás, el querer ver a mi mujer con otro me excitaba mucho, claro no tenia los arreos suficientes para proponérselo, ella es una mujer de 34 años, delgada pero bien proporcionada, mide 1.52 y pesa 51 kg., es una muñequita, de tez morena clara, ojos café muy expresivos, unas tetas de buen tamaño y unas nalgas redonditas y muy bonitas, nuestra vida sexual había sido normal, llevamos 10 años de casados y hemos vivido placenteramente nuestras relaciones, la amo y me ama, pero esta obsesión pudo mas que otra cosa, decidido a llevar a cabo mi deseo, contacte a un amigo que muy ocasionalmente nos vemos, mi esposa no lo conoce, solo me ha escuchado hablar de él, claro, por su apodo “Juárez” , pues bien decidí hablar por teléfono con él, conociéndolo como es no dude en comentarle mi deseo, poniéndolo como candidato para que disfrutara de mi mujercita. Como era de esperarse, acepto, no sin antes decirme que no tenía madre pero que gustoso me haría ese gran favor ya que como su esposa estaba por aliviarse de su segundo varón no tenia a quien dar placer y que tenia ganas de coger como Dios manda. Bien, me dijo que el tendría una semana libre para el siguiente mes, así que disponía de 15 días aprox. Para elaborar el plan, de antemano le puse al tanto de detalles como, los horarios que mi esposa asistía a su consultorio, cabe mencionar que ella es dentista. Se llego el día en que Juárez estaría en la ciudad en que residimos, se comunico conmigo y quedamos de vernos en un bar para ultimar detalles, así fue, quedamos que tendría una semana para seducir y coger a mi mujercita, que nos veríamos por las noches para ver que avance tendría nuestro plan, la estrategia a seguir es que El se haría pasar por un paciente para tener el primer contacto con mi esposa. Por mi parte habría de evitar a toda costa una relación sexual completa con mi mujer para tratar de ponerla caliente, la condición principal era que se la cogiera en su consultorio, solo allí para yo tener oportunidad de observarlos.

1er día: me contó que como habíamos quedado se presento al consultorio, y que todo había salido bien, le reviso la boca y le hizo limpieza en sus dientes, como él le dijo que era foráneo, le agradecería que le atendiera en el transcurso de la semana con citas diarias para corregir los detalles de su boca, así que las citas diarias estaban establecidas el horario matutino.

2do día: asistió a la consulta, me dijo que platico con ella y que la confianza de ella no tardaría en llegar, platicaron sobre si el trabajo, que si la familia, etc. Todo marchaba bien.
Esa noche en la casa, al estar por dormirnos le dije que me gustaría verla con esas falditas tan coquetas y sus tacones altos, que harían juego con una blusa que en ese momento le entregue como regalo, ella la observo, era una blusa de tela casi transparente, me miro con ojos muy coquetos y se la fue a probar al cuarto de baño quedando contenta con su regalo, ya en la cama puse el canal hot y empecé a acariciarle y besarle, cuando sentí que estaba a punto la hice a un lado con el pretexto de que tenia un poco de malestar estomacal, resignada no tubo mas remedio que dormir.

3er día: mi amigo me dijo que empezó a coquetearle a mi mujer, le dijo que era muy bonita y que ella se sonrojo al escucharle, siguiendo diciéndole que en verdad el esposo de ella era un afortunado por tenerla como mujer, me dijo que sintió que a ella le había agradado escuchar eso. Esa noche como la anterior sucedió lo mismo en nuestra alcoba, dejándola a ella un poco confundida y molesta, se quedo viendo la tv en el canal hot hasta muy tarde.

4to día: me contó que la confianza había llegado a mi esposa, que reían y él seguía adulando sus encantos, que ella también de alguna manera correspondía a el diciendo lo apuesto que era, y que en esta ocasión le había invitado a tomar un café a lo que ella acepto gustosa, para ello suspendió la demás consulta, fueron a un lugar en cierta manera discreto, platicaron, rieron ye intercambiaban cortesías, nuestro plan estaba siendo exitoso, esa noche en nuestra cama y con el canal hot en la tv, ya no volteo a verme después del beso de buenas noches y me di cuenta que una hora mas tarde entraba al cuarto de baño para darse placer con sus manos.

5to día: Juárez me contó que ese día en el consultorio le había besado y que ella le correspondió con gran pasión, que le descubrió los pechos y le beso con gran lujuria, que se detuvieron por el miedo que ella sentía al pensar que su secretaria entrara y los descubriera, me comento que el día de mañana seria cuando disfrutara del cuerpecito de mi mujer, que ella le había dado la tarde libre a su secretaria, que no habría nada que pudiera evitar el que se cogiera a mi mujercita, la cita era a las 4 de la tarde. Esa noche la toque y la bese pero no llegue a tener otro contacto mas intimo, como era de esperarse se molesto y repitiendo lo que venia haciendo se dio justicia por su propia mano.

6to día; al amanecer despertamos, le dije que si quería yo pasaría a su consultorio para llevarla a comer por la tarde, me dijo que no, que tendría que salir a una ciudad vecina a una serie de charlas de odontología que de hecho podría llegar ya muy tarde, se vistió con la blusita que le había regalado , dejaba ver su brassiere de media copa, su pezón casi se asomaba por encima de el, con una faldita de la cual se marcaba un pequeñísimo triangulo de la diminuta tanga que portaba, unos zapatos de tacón delgados y altos, era un verdadero bombón. No se hablo mas del asunto. Como a las 3:30 de la tarde Juárez me llamo a mi móvil diciéndome que estaban por salir de un restaurante, era cuestión de minutos para que arribaran al consultorio. Esperando con ansias y verdadera lujuria que Juárez me diera ese gran gusto, llego puntual a la cita, yo tengo un juego de llaves del consultorio, así que era solo cosa de esperar el momento oportuno para tomar por asalto el lugar. Se facilitaron las cosas, ya que el consultorio después de una reja principal, tiene dos entradas, una por la que entra mi esposa y otra por donde ingresan los pacientes, así que entre por la entrada de los pacientes, allí se encuentra el escritorio de la secretaria, un juego de sala y varias sillas, también esta ubicado un clóset que sirve como archivo muerto, las puertas de este son de cristal de espejo con marco de aluminio, de tal forma que era el escondite perfecto, me metí dentro del closet esperando que llegaran y así observar la gran función.
Llegaron como a los 10 minutos, se sentaron en uno de los sillones, Juárez saco una botella medio vacía de brandy, la cual supongo era lo que venían estado tomando, sirvió en un par de vasos desechables y dieron un trago a sus respectivas bebidas, ella se levanto y se dirigió al estero y puso música muy suave, mientras tomaban ellos reían se besaban suavemente acariciándose también de igual forma. El la tomo de la mano invitándola a bailar, gustosa ella acepto, se le veía el rostro enrojecido, como si el alcohol hubiera echo ya estragos en ella, se le veía feliz, empezaron a bailar lentamente, casi sin mover los pies del piso, el levantando esa faldita, tenia las manos en las nalgas casi desnudas de ella haciendo movimientos en circulo y apachurrándolas suavemente, ella frotaba con sus dos manos el pecho de Juárez todavía cubierto por su camisa, la cual fue despojada lentamente por ella misma besando su peludo torso de el, se besaron en la boca apasionadamente, el le dio vuelta, quedando el culo de mi mujer encontrándose con su bulto que se veía realmente grande, así el le empezó a besar el cuello, se veía que mi mujer lo disfrutaba de gran manera, emitía pequeños sonidos de placer, su respiración iba en aumento porque se veía en el bajar y subir de su pecho, el le tocaba la tetas por encima de esa blusita que días antes le regale, las frotaba y oprimía suavemente, ella se veía que estaba realmente caliente porque restregaba su culo contra la verga de mi amigo, le empezó a quitar la blusa y besándole la espalda desabrochaba el sujetador de media copa, se le dejaron ver ese par de tetas, firmes y con los pezones rosados y erectos, de igual forma desabrocho se falda y solo quedo con esa tanguita color negro, la cual fue bajando lentamente recorriendo al mismo tiempo su espalda, nalgas y entrepierna con su lengua, era excitante verlos, mi verga ya parada pedía una paja urgente que empecé a darme mientras seguía observándolos, no tarde en correrme por lo caliente que yo estaba, ella se volteo, quedando así su rajita frente a la cara de Juárez, abrió un poco sus piernas y Juárez le empezó a dar legua en su ya húmeda panochita, sus gemidos eran de placer y mientras el se ocupaba de su raja, ella mojaba sus dedos y acariciaba sus pezones, le empezaron a temblar las piernas y emitió un grito de placer, supongo que tuvo un gran orgasmo, el la recostó en el sofá y se quito el pantalón y su trusa, quedando los dos ya desnudos le ofreció su verga que era de buen tamaño y ella llevándosela a la boca empezó a mamarla y con su mano hacia movimientos de abajo hacia arriba primero suaves y después aumentando el ritmo, el se veía que no tardaría en venirse, así fue, chorros de leche vomitaba su verga que ella dirigía a su cara y boca tragando lo que caía en ella, tomaron un respiro, el tomo su vaso de brandy y le dio un sorbo al igual que ella, mi mujer tomo su bolsa de mano y mi sorpresa fue que saco un consolador de mayor proporción que la verga de mi amigo, nuevamente ella tomo su verga en la boca como queriendo pelea, la erección de mi amigo como la mía no se hicieron esperar, así que ella le monto y nado movimientos cadenciosos comenzó a cabalgar sobre el, mientras Juárez acariciaba sus ricas tetas, al cavo de poco rato ella tenia su segunda corrida que yo disfrutaba intensamente, viendo sus convulsionado cuerpo, el la tomo y la puso en cuatro, así le pasaba la verga hinchada sobre los labios de su panochita húmeda, enfilándose a penetrar esa raja que pedía a gritos que le dieran verga, la empezó a penetrar con movimientos que poco a poco subían de ritmo e intensidad, era un placer ver como mi mujer disfrutaba de ese miembro, ella le pedía mas y el aumentaba su ritmo, se veía como mi mujer masajeaba su clítoris y sus gritos de placer me estremecían obligándome a comenzar una paja mas, seria su tercer orgasmo, mi amigo se veía cansado pero con ganas de seguir, mi mujer se dio cuenta de ello, así que le dio el consolador que hacia un momento había sacado de su bolso y le pidió que se lo diera por su panochita, así fue, le hundió lentamente aquella verga artificial que era de grandes dimensiones que semejaba al freno de mano de un auto, ella se veía que al írsela metiendo tenia dolor, pero el no dio tregua y así lentamente logro introducirle todo ese miembro que empezó a sacar y meter rítmicamente, mi mujer gritaba, era como alaridos de entre dolor y placer, empecé a correrme de mi segunda paja, mi amigo se repuso al ver a mi mujer como loca y comenzó a pajearse lentamente, sus intenciones creí adivinar, mientras que le daba con el consolador ya estaba lubricando con saliva la entrada al orificio anal de mi mujer, que al darse cuenta de esto le decía “si mi amor dámelo todo, quiero tenerte dentro de mi”, sin dejar de darle con el instrumento, apunto su verga en el culo de mi mujercita y despacio fue introduciéndolo en ella, mi mujer parecía una perra, una verdadera puta, era el mejor y gran espectáculo ver como mi amigo penetraba a mi mujer junto con una enorme verga de plástico, ella gritaba pidiéndole que la partiera que le diera mas rápido a lo cual el respondió con sendas arremetidas, ella alcanzo un orgasmo mas, estaba irreconocible, era otra, una gran puta, mi amigo le pidió que siguiera así y se corrió dentro del culo de mi mujer, su leche se desparramaba por sus nalgas, se tiraron sobre el sofá haciendo una pausa, tomaron otro trago y se abrazaron, ella le dijo que había sido una cogida que no podría olvidar en mucho tiempo y que con gusto repetiría la ocasión, el se vistió y dándole un último beso en la boca se despidió de ella, abriendo la puerta se marcho, ella se recostó por unos 5 minutos , se vistió y se marcho, había sido una gran tarde. Ya de noche me vi con mi amigo para despedirnos y agradeciendo mutuamente nos quedamos de llamar luego, no sin antes felicitarme por la hembra que tengo por esposa. En la noche en casa mi mujer llego ya mas tarde y haciéndome el dormido me dio un profundo beso en la frente, se desvistió, se ducho y se durmió a lado mio.


Califica este relato
(-) (+)
1   2   3   4   5
Contactar al autor

Imprimir

Volver

Top

Si este relato es ILEGAL, reportalo a los administradores: Pinchando Aqui
Incluya el Titulo del Relato en su mensaje para que podamos revisarlo

Enviaselo a tus amigos
Enviaselo a tus amigos



    TU CORREO

Recibe Fotos Gratis por Mail
    TU CORREO

Recibe Videos Gratis por Mail


· Videos Manga ·
Videos de Eva Santolaria
Eva Santolaria
Videos de India Ponostar
India Ponostar
Videos de Come Pollas
Come Pollas
Videos de Videos Porno
Videos Porno



PETERPAUL ENTERTAINMENT S.L. | Condiciones Generales | Informacion General | Google Site Map | Publicitarse en PeterPaulxxx.com |