Sexo Gratis   Fotos Porno   Videos Porno   Foro XXX   Relatos Porno
Relatos Porno de PeterPaulXXX.com
SECCIONES
 Inicio
 Los + leidos
 Los + calificados
 Los + recientes
 Encuestas

AUTORES
 Publica tu relato
 Date de alta
 ¿Olvidaste tus datos?

TIPOS DE RELATOS
 Familiares
 Fantasticos
 Fetichismo
 Maduritas
 Manga-Hentai
 Masturbarse
 Orgias y Trios
 Porno Eroticos
 Sadomasoquismo
 Sexo Gay
 Sexo Lesbico
 Transexuales
 Voyeaur
 Zoofilia
 Todas las categoria...

OCIO
 Foro de Contaxtos
 Chat Online

LISTA DE CORREO
Suscribete a nuestra lista


INFO
 Faq y Dudas
 Sobre la web
 Privacidad/Legal
 Contactar webmaster
Si este relato es ILEGAL, reportalo a los administradores: Pinchando Aqui
Incluya el Titulo del Relato en su mensaje para que podamos revisarlo
Relato enviado por:
Juan Isidro Gonzalez
Calificación del Relato
Lecturas
8031
Enviado el:
2002-09-10
 Argentino Fetichismo
El Transplante

Resumen:
El uso y abuso del sistema genital femeninp, durante muchos años, pueden conducir a su inrreversible deterioro, cuya única solución es un inédito transplante.


UNA HISTORIA SINGULAR
PARA MAYORES DE 18


EL TRANSPLANTE
("¡Estoy enamorada...!")

Escribe desde Bariloche Juan Isidro González


NOTA: Cualquier semejanza con personas vivas y recauchutadas, es pura coincidencia... aunque no lo crean.


PARTE I: Combatiendo a Natura

Adora Chadopyf de Strongbat, más conocida como Adoradita Strongbat, transitaba por esa etapa de la vida en la que se es más de Lázaro Costa que de la familia. Apenas doblado el codo de los 50, y cuando el inexorable paso del tiempo, lento pero firme, la comenzó a apergaminar como la Madre Teresa de Calcuta (Q.E.P.D.), no hesitó en entablarle a Cronos una lucha sin cuartel. "¿Arrugas a mí? ¡De acá!". Y gesticuló con ambas manos como el cómico Alberto Olmedo, también Q.E.P.D., cuando se señalaba la zona testicular.

La inmensa fortuna personal de la augusta dama, una de las mujeres más poderosas del país gracias a la producción de polvos (sin dobles interpretaciones), le posibilitó - bisturí mediante - mantener un físico apetecible y realmente envidiable. Los notables reciclados a los que se sometió, practicados en onerosas clínicas de Buenos Aires y Europa, le confirieron una interesante y delicada contextura física.

Cada operación fue una batalla ganada a la involución propia de la especie humana. Pero triunfar en batallas no significa ganar la guerra. Así debió reconocerlo cuando alcanzó ese status en el que debe prevalecer la sonrisa permanente para evitar problemas con el esfínter... Se persuadió, muy a su pesar, que sus órganos internos evidenciaban una inexorable corrupción, y su deterioro no podía subsanarse como otras partes del cuerpo.

No existían regiones de la estructura de Adoradita que no hubieran sido renovadas según las más avanzadas prácticas quirúrgicas; restauraciones que incluían gravosos services de mantenimiento para que no se viniera abajo como bolas de cebú. Rostro y cuello, brazos y piernas, abdomen, glúteos y pechos fueron operados, lipoaspirados, colagenados y siliconados con productos de óptima calidad y al alcance de muy pocos bolsillos. Su desesperado afán por impedir que la figura se le marchitara como pasa de uva, dio pie para que sus detractores la tomaran como personaje de sutiles y cruentos chascarrillos, en los que la hacían "protagonista" de jocosas aventuras de alcoba que, "soto voce", amenizaban reuniones sociales, empresariales... o los clásicos corrillos de algunos velatorios.

Con Adoradita se ratificaba el aserto de que "el dinero todo lo puede", especialmente cuando se alcanza esa edad en que cuesta resignarse a los designios de la madre Natura. En rigor de verdad, lo suyo era un triunfo a lo Pirro, porque mientras transformaba el envase, el contenido se le iba descomponiendo y avanzaba implacablemente hacia un final previsible e imposible de detener. Era como la Ferrari de Michael Schumacher con un motor de Fiat 600.

La trágica realidad sobrevino al tercer día de su estancia en Venecia, una ciudad por la que experimentaba una pasión tan arrolladora como la que sentía por sí misma. La visitaba por lo menos dos o tres veces al año, y siempre muy bien acompañada.

Aquella cálida y nubosa mañana de junio, al intentar abordar una góndola que siempre tenía a su exclusivo servicio, sobrevino para su espanto el inesperado, doloroso y terrible evento: sintió que la vejiga desalojaba su cálido contenido, sin posibilidades de retención. A pesar del esfuerzo que realizó y notoriamente espantada, el derrame mingitorio fue implacable y bochornoso; el Iguazú en plena Venecia.

El sistema vaginal de Adoradita había dicho "¡Basta, hasta aquí llegamos!". Destruido por largos años de uso y abuso, ese maravilloso y complejo conjunto que va desde la vulva hasta la matriz, colapsó durante aquel período vacacional, resistiéndose a continuar con sus misiones y funciones. Ergo: había concluido su vida útil por tanta utilidad (y no es redundante, sino trágico).

El regreso de la baqueteada empresaria a Buenos Aires fue presto. En su "jet-lear" le brindaron extremos cuidados, físicos y psíquicos, para procurarle, sino un viaje placentero, al menos un regreso lo menos chocante y húmedo posible.

El médico de cabecera de Adoradita, Salvador Virginio, Director-Propietario de la clínica que la contaba como la principal fuente de ingresos, fue drástico en su diagnóstico. Conocía a la cuasi octogenaria mujer desde hacía muchos años. Y más que médico de cabecera de los Strongbat, era considerado un entrañable amigo de la empresaria, aunque muchos sostenían que su interés por ella era meramente económico.

- Con todo pesar, mi querida, debo decirte que ya nada puede hacerse; yo carezco de medios para ayudarte en esta circunstancia. Tu sistema genital culminó su ciclo biológico. Así de terminante: ¡Kaput! ¡Finish!

- No lo puedo creer, Salvador - gimoteó la mujer - Me resisto a aceptarlo. ¿Me estás dando a entender que deberé usar pañales descartables para siempre? ¡Pobre de mi! - su voz se hizo cada vez más plañidera - ¿Podrá... podrá haber alguna solución quirúrgica?

- Lamentablemente esto ya no se soluciona con otra operación. Debo recordarte que ya fuiste intervenida repetidas veces en ese sector, por fuera y por dentro. Te hemos practicado varias vulvoplastias. Los tejidos de toda ese área no resisten más tratamientos. Lo tuyo, Adoradita, ya no es únicamente dérmico; todo el conjunto está out of order. Por eso, y muy a mi pesar, el único camino apropiado sería practicarte un transplante de vagina... y ya que estamos, de ano también, que deja mucho que desear. Se puede intentar algo que realmente te posibilitará volver a ser la mujer que eras cuando te festejaron los quince.

* * *
PARTE II: Volver a vivir

Al oír las palabras del galeno, los recuerdos de Adoradita se le amontonaron en la mente "como bosta e'cojudo", lo que le provocó una maravillosa regresión a su lejanísima juventud.

("¿Cómo cuando tenía quince años? - memorizó sin problemas Adoradita - A esa edad hice pelota mi virtud durante una siesta de febrero, allá en la estancia de los papis, cuando lo invité al Zoilo a buscar huevos por las parvas")

- ¿Cuándo, dónde y por quién? - interrogó imperativamente la mujer, repuesta momentáneamente de la espantosa mala nueva.

- Lo primero, es imposible de decir; lo segundo, en la "Virginal Clinic Memorial", de Nueva York. Allí ejerce el doctor Frank Stein, un cirujano que se especializa en este tipo de transplantes, con lo que te respondo el tercer punto. Claro, esto implica muchos más riesgos que los simples estiramientos e injertos a los que estás habituada.

- Estoy dispuesta a correr cualquier tipo de peligros, Salvador. No me hago a la idea de vivir empañalada lo que me resta de vida. Tengo un cuerpo modelado para ser lucido, admirado... ¡y disfrutado!. Además, hay otra cosa... ¡estoy enamorada! - miró de reojo para ver la reacción del galeno, quien si llegó a inmutarse, no lo evidenció - Si hay que transplantar, que lo hagan. Tienes mi consentimiento para hacer las gestiones que sean necesarias.

- De acuerdo, mi querida. Me pondré en contacto con Stein y gestionaré una cita lo antes posible. Yo te acompañaré.

La empresaria-viajera-esteta había recibido un golpe durísimo. Su fiel "cotorrita", como cariñosamente llamaba a su vagina, había adquirido las proporciones de un avestruz africano y estaba herida de muerte. Tenía que cambiarla por otra en óptimas condiciones. Y sabía que su fortuna lo haría posible.

Los trámites para el transplante fueron más que veloces. Billetes de color verde abrieron puertas y cerraron bocas. Adoradita se trasladó a Nueva York en el mayor de los secretos y ocupó la suite presidencial de la afamada "Virginal Clinic Memorial”.

La entrevista con el doctor Stein fue cruda y realista. El cirujano la revisó con remilgada delicadeza, sorprendiéndose por el estado genital de la paciente. A pesar de su experiencia tuvo que aceptar que no lo había visto todo. Y obviamente, convalidó el juicio de Virginio. Como era de rigor, le explicó sucintamente a Adoradita el estado en que la había encontrado. Y de manera somera la puso al tanto sobre la técnica que iba a emplear para el cambio vagino-anal. También le explicó - más bien, la aconsejó - el extremo cuidado que debería guardar durante el posoperatorio y aún más allá. A pesar de todo, la reunión le resultó gratificante.

- Mi equipo ya está en alerta rojo, Madam - concluyó Stein - solo resta prepararla adecuadamente y aguardar una donante. Para casos como el suyo, preferimos que la vagina y el ano provengan de una mujer de no más de 18 o 19 años; en situación de pureza plena, claro está. En las actuales circunstancias, ello puede resultar una utopía, pero que existen ese tipo de órganos, ¡ni dudarlo!. Así que a no desmayar. Tenga usted fe.

- Yo tengo fe, lo que no tengo es tiempo, doctor Stein... ¡Tiempo!

Como decía Petrarca, "cuanto más me aproximo al fin de mis días, más veo que el tiempo corre leve y veloz y no lo quiero perder".

* * *
PARTE III: La Dulce Espera

Pero el tiempo le fue favorable a Adoradita, lo que le ratificó su fe, sinónimo de felicidad..

Solo diez días demandó encontrar a la donante. Se trataba de sor Pura Chacón, una novicia de 20 años, nacida en España, que profesaba en un Convento recoleto de New Jersey. Un accidente doméstico la había sumido en un severo coma cuatro y su deceso se produjo 24 horas después de haber sido localizada por los expertos buscadores genitales del doctor Stein. Las hermana Superiora de la comunidad hizo pocas preguntas a cambio de mucho dinero, que buena falta le hacía a la sagrada orden.

Reconfortado con auxilios de los Santos Sacramentos y la Bendición Papal, el cuerpo impoluto de sor Pura fue trasladado a la "Virginal Clinic" donde, en un mismo quirófano, se procedió a la delicada ablación y posterior trasplante.

El posoperatorio de Adoradita demandó más tiempo del que estaba previsto. La complejidad de la operación y la sobrecarga de años que soportaba la mujer, fueron causal para dilatar su recuperación. Interin, la paciente se ratoneaba con un venturoso futuro, con la entrega a su enamorado del himen que la joven donante había preservado tras los muros conventuales. Se sentía extremadamente feliz. ¡Cómo no lo iba a estar, si llegaron a afirmarle, con exageración, que con ese nuevo "equipo" hasta podría ser madre nuevamente!

El doctor Stein, luego de un último y prolijo examen, decidió darle el alta, aconsejándole que continuara el tratamiento en Buenos Aires. El doctor Virginio, recibió una copia de la Historia Clínica y un detalle de todas las drogas que Adoradita debía ingerir de ahí en más.


* * *

Habían transcurrido once meses de su regreso desde los Estados Unidos. En su lujoso departamento de Figueroa Alcorta, Adoradita estaba reunida con el doctor Virginio en el espacioso living de su tríplex. Modosamente sentada en un sofá de espectaculares dimensiones, la trasplantada sentía la necesidad de un alta total, plena, absoluta... desenfrenada. La dolorosa abstención mantenida durante tan largo lapso la impulsaba a solicitar la dispensa que su estado psicofísico le reclamaba de manera imperiosa.

- ¿Que opinas, Salvador? - la dama bajó la vista, estrujó modosamente un pañuelito y sonrió con picardía - ¿Cuándo estaré realmente en condiciones de...? Bueno, tu me entiendes.

- Yo creo que todo ha salido mejor de lo que esperábamos. El sistema joven funciona bien, y hasta has vuelto a menstruar, con lo cual, técnicamente, creo que ya estás en condiciones de... - busco la palabras precisas, y como no las encontraba, carraspeó -. Lo que debes procurar es... digamos... ser lo menos ardiente posible. No olvides que tienes un himen que necesita ser tratado con afecto y delicadeza.

- Eso es lo que me apasiona, Salvador, poder repetir la siesta de febrero, en la estancia de mis papis... Las parvas, el Zolio, los huevos... de gallina.

El médico no llegó a comprender plenamente qué había querido decir la veterana empresaria, aunque lo intuyó.

- Insisto, mi querida: ¡debes ser prudente con tu nueva vagina...!
- ¿Prudente? - exclamó Adoradita - ¡ Qué esperanza...! Si no me preocupé de la otra, que era mía, menos voy a inquietarme por esta, que es ajena y comprada a un alto precio... Además, la prudencia consiste en la elección de lo que hay que hacer y no hacer... Y yo ya estoy harta de imitarla a Mónica Lewinsky tocando el saxofón. ¡Si hasta me atrevo a cantarle el "Happy Birthay" al ”Cabezón” Duhalde, como Marilyn lo hizo con John Kennedy! (“Salvando las distancias”, pensó el doctor Virginio.)

Le entregó un suculento cheque al médico, dio una vueltecita como Mirtha Legrand, y salió caracoleante de la estancia para hacer una llamada telefónica.

Como decía Mirabeu: "El deseo es para todos el aguijón del placer: no acelerar ese deseo es una regla para la duración de todos los placeres del mundo". Pero Adoradita pensaba de otra manera.






Califica este relato
(-) (+)
1   2   3   4   5
Contactar al autor

Imprimir

Volver

Top

Si este relato es ILEGAL, reportalo a los administradores: Pinchando Aqui
Incluya el Titulo del Relato en su mensaje para que podamos revisarlo

Enviaselo a tus amigos
Enviaselo a tus amigos



    TU CORREO

Recibe Fotos Gratis por Mail
    TU CORREO

Recibe Videos Gratis por Mail


· Videos de Asiaticas ·
Videos de Trio de Maduras
Trio de Maduras
Videos de Trans Follando
Trans Follando
Videos de Abi Titmuss
Abi Titmuss
Videos de Paula Vazquez
Paula Vazquez



PETERPAUL ENTERTAINMENT S.L. | Condiciones Generales | Informacion General | Google Site Map | Publicitarse en PeterPaulxxx.com |